Quitar la humedad en casa es algo que debemos hacer tanto por razones de estética como por salud, nos puede predisponer a sufrir o desencadenar brotes de alergias, ya que crea el caldo de cultivo perfecto para la aparición y proliferación de hongos, mohos y ácaros. Y, asimismo, nada es más desalentador que una mancha que arruine tus paredes. Por lo tanto, la humedad es un verdadero problema para muchos hogares, sobre todo aquellos situados en áreas cuya condición climática los hace más propensos a sufrir sus consecuencias.

En casos de una humedad severa y prolongada, puede poner en riesgo la estructura de la vivienda. Una pared puede llegar a perder la mayor parte de su capacidad de carga debido a que se debilita la fuerza de cohesión de los elementos y materiales que lo constituyen.

Otro problema derivado de las humedades y en el que no solemos pensar es el económico. Y es que en una casa con humedades se dispara el gasto energético. Desde el momento que aparece una humedad, sin importar su tamaño o gravedad, la vivienda deja de ser energéticamente eficiente. Los problemas de humedad estructural pueden aumentar hasta un 30% la factura de la calefacción porque las humedades crean corrientes de aire frío y diferencias bruscas de temperatura entre las habitaciones.

Afortunadamente, existen algunos trucos sencillos para quitar la humedad en casa. Te los contamos para que la evites o te deshagas de ella. ¡Tomá nota!

¿Cuánto se considera un nivel alto de humedad? Según algunos informes, un porcentaje de humedad en interiores que supere el 60% se considera elevado.

Por otra parte, la supervivencia de virus que se transmiten por el aire se minimiza en ambientes entre 40 y 60% de humedad. De igual modo, los ácaros y hongos se reducen cuando está por debajo del 50%.

Trucos para quitar la humedad en casa

-Ventilar

Esta es la principal recomendación que te damos si querés quitar o evitar la humedad en casa. Siempre debes mantener una ventilación correcta en los ambientes. Y más aún, esto debe hacerse en aquellas zonas en las que puedas tener problemas de humedad. Con hacerlo de 10 a 15 minutos al día es suficiente. La ventilación por corriente cruzada es la mejor, porque en poco tiempo el aire se renueva por completo y las paredes y techos casi no se enfrían, lo que implica una leve pérdida energética.

El aire acondicionado puede ayudarte en donde no llegue demasiada ventilación natural. Sin embargo, no abuses de él. Siempre es necesario que el aire que respiramos esté algo húmedo para prevenir enfermedades pulmonares.

-Identificar las fuentes de humedad

¿Qué tipo de humedad tengo en mi casa? ¿por capilaridad, por condensación o por filtración?

Las manchas por problemas de humedad por filtración suelen estar localizadas en el medio de la pared o en las esquinas Se produce por el ingreso de agua a través de huecos, grietas en las paredes o por daño o pérdidas en las cañerías y podemos encontrar varios tipos de manchas. Manchas con línea más oscura alrededor; manchas con forma de gotera que corren hacia abajo en la pared; englobes o descascaramiento de pintura en la pared, estas son más graves ya que nos indica que la humedad ha estado en el interior de la pared por mucho tiempo. Manchas de color óxido, que se producen cuando el armazón de hierro que hay en el interior de la estructura se está oxidando y corroyéndose por efecto del agua.

Si la mancha de humedad aparece en las paredes o en el techo por una grieta o fisura se puede solucionar con un sellador de silicona o poliuretano. Consiste en realizar perforaciones en los muros cada 30 centímetros y se le introduce el líquido para saturar el muro con el producto. En caso de muros huecos no sirve, ya que debería actuar sobre toda la masa del mismo. Además, si se detectaran grietas o huecos, habría que repararlos previamente.

En caso de que una fuerte lluvia haya sido la que dañó el techo y se filtró agua, la membrana líquida o la asfáltica son una muy buena solución. La membrana líquida es una membrana flexible y elástica que se adapta sin problemas a cualquier superficie exterior, y que sirve para aplicar en techos planos, terrazas, cubiertas deterioradas o en lugares en donde haya filtraciones y goteras. A diferencia de éstas, las membranas asfálticas ya están prefabricadas, listas para ser desplegadas sobre la superficie que se desea impermeabilizar. Se presentan en rollos que facilitan su aplicación doméstica, aunque siempre es recomendable dejar esta tarea en manos de especialistas.

En caso de que sea por cañería rota, hay que repararla, no hay otra opción.

La humedad que se produce en las duchas, los baños, de la plancha o de la cocina, pueden llegar a aumentar mucho el índice de humedad en nuestra casa. Si la humedad se estanca y se concentra en nuestra vivienda, puede dar lugar al fenómeno de la condensación. Lo veremos en la aparición de moho, vaho en los cristales, dificultades para calentar la casa y malos olores.

Hay una gran cantidad de productos especialmente diseñados para eliminar los hongos y mohos que producen este tipo de humedad, que son fáciles de aplicar y tienen un alto grado de efectividad.

La humedad por capilaridad se genera por un proceso natural y es el que más problemas genera porque no depende del clima: está presente todo el año. ¿Por qué se produce? Cuando el terreno donde se asienta tu casa tiene un exceso de humedad, y serán los cimientos de tu hogar los que la absorban, ascendiendo a los diferentes muros y generando problemas en interiores y exteriores.

En estos casos es necesario contactarse con personal idóneo y especializado para que brinde una solución. Muchas veces el tratamiento es con resinas, otras, cortando la pared por encima del nivel del piso y reemplazando ese sector para lograr una barrera de protección hidráulica que funcione como capa aisladora.

Existen revestimientos que permiten recubrir y recuperar cualquier superficie afectada por la humedad mientras la pared respira a través de la cámara de aire, sin que se generen hongos y bacterias. Es una opción ideal para volver a disfrutar de ambientes limpios, saludables y estéticos. La Placa Antihumedad Durlock® es uno de ellos,  cuya función es absorber la humedad liberando partículas y vapor. La Masilla Antihumedad Durlock®, aplicada en toda la superficie, evita la formación de hongos y bacterias.

-Utilizá un deshumidificador

Este electrodoméstico es ideal para quitar la humedad en casa, sobre todo en regiones lluviosas o frías, donde el problema suele presentarse con frecuencia, ya que no existe la posibilidad de ventilar permanentemente como en otras áreas. Por lo tanto, si tenés un problema de humedad, podés recurrir a un deshumidificador, para que absorba y drene, de una forma sencilla, en los lugares más húmedos de la casa, como baños o cocinas. El objetivo es que el deshumificador mantenga la humedad ambiental por debajo del 50%.

¿Se puede pintar una pared húmeda?

Pintar directamente sobre una pared con humedad no es una solución. Lo primero que se debe hacer es detectar dónde está el problema y qué tipo de humedad es la cuestión de tiempo. Si esto no se hace es muy probable que la mancha se reproduzca.

Una vez resuelto el origen de la humedad, hay que tener en cuenta que siempre quedan partículas de agua atrapadas que pueden generar manchas a posteriori. Por lo tanto, hay que eliminarlas ya sea con ventiladores, secadores de pelo o alguna fuente de calor como estufas.

Previo a colocar la primera mano de pintura, hay que fijarse si quedaron rastros de moho. En caso de que la respuesta sea sí, hay que eliminarlos con un trapo o con agua oxigenada, ventilar y luego de que esté seco comenzar a pintar.

Pintar directamente sobre una pared con humedad no es una solución. Lo primero que se debe hacer es detectar dónde está el problema y qué tipo de humedad es la cuestión de tiempo. Si esto no se hace es muy probable que la mancha se reproduzca.

Una vez resuelto el origen de la humedad, hay que tener en cuenta que siempre quedan partículas de agua atrapadas que pueden generar manchas a posteriori. Por lo tanto, hay que eliminarlas ya sea con ventiladores, secadores de pelo o alguna fuente de calor como estufas.

Previo a colocar la primera mano de pintura, hay que fijarse si quedaron rastros de moho. En caso de que la respuesta sea sí, hay que eliminarlos con un trapo o con agua oxigenada, ventilar y luego de que esté seco comenzar a pintar.

-Otros consejos para evitar o quitar la humedad en casa

Además de las recomendaciones que mencionamos anteriormente, te damos estos simples consejos que nunca están de más:

  •         Cuando cocines, encendé el extractor de aire.
  •         La calefacción del ambiente nunca debería pasar los 20°C, dado que esto favorece la aparición de humedad en paredes y ambientes.
  •         Cuando laves ropa, colgala afuera para que se seque. Si la dejas adentro, su humedad se transmitirá al resto de la habitación.
  •         Colocá sal gruesa en un recipiente, en un rincón o pasillo, y verás que en unos días habrá absorbido gran parte de la humedad del ambiente.
  •         Los baños son lugares donde se acumula mucha humedad. Secá bien el piso luego de ducharte, y de ser necesario, colocá un extractor.
  •         Revisá que los desagües no estén obstruidos y controlá las cañerías para detectar pérdidas.
Regresar a la lista