Cotidianos o no, mantener buena parte de los enseres que nos rodean a buen recaudo es algo a lo que prácticamente todos aspiramos en casa. Factores como la falta de espacio, contar con un bajo presupuesto, o perder metros en planta, pueden convertirse en un primer momento, un freno para seguir creciendo con el almacenaje. Pero ¿has pensado alguna vez lo que la parte más alta de tus estancias puede llegar a hacer por ti? Hoy apostamos por mostrarte lo que los estantes cerca del techo pueden llegar a conseguir en tus espacios de mayor carencia de almacenaje extra. ¡Comenzamos!

Llena de vida espacios muertos

Aportar funcionalidad a ciertos lugares de casa que hasta ahora carecían de ella, te traerá alegrías tanto a la hora de almacenar, como también en la parte más visual y decorativa. Dependiendo del impacto que quieras causar o de la altura entre plantas con que cuentes, colocar estantes cerca del techo aprovechando la pared más larga podrá darte entre otras, la oportunidad de exponer una amplia biblioteca improvisada a todo color. Si es una imagen más comedida y desapercibida lo que buscas, la pared a través de la que accedes al espacio será la candidata perfecta.

Tus libros siempre a la vista

Entre las ideas para decorar con libros sin duda se encuentra esta y es que aprovechar una larga tirada de estantes colocados a gran altura puede convertirse en el capricho y disfrute de todo amante de la lectura. Así que si te encuentras entre ellos, tenla en mente si no quieres seguir renunciando a la idea de tener todos ellos tan a la vista como a la mano.

No hace falta que te diga que para contar con almacenaje visto hay que estar muy concienciado y es que la iniciativa puede llegar a dar muchísimo de sí tanto en el buen sentido, como en el que sólo fomenta el caos visual. Así que céntrate. Decide qué vas a almacenar en ellos, de qué manera y asegúrate de que poner en marcha la iniciativa de colocar estantes cerca del techo no va a ensuciar el orden, la armonía y por ende, el bienestar en el espacio.

Estantes cerca del techo: También entre estancias

La pared que se encarga de dividir estancias puede convertirse en candidata ideal para poner en marcha esta idea tan funcional como decorativa. Además, puedes aprovecharla para crear un mano de vegetación que abrigue la entrada a una habitación a través de plantas colgantes. Una idea tan natural como fresca y armoniosa a la que ningún espacio puede resistirse 😉

Aprovecha el espacio superior de las puertas

Lo más habitual es que en todas y cada una de tus habitaciones exista un espacio sobre las puertas en el que quizás a día de hoy aún no habías reparado. Pues es precisamente ese (en apariencia) pequeño espacio, en el que en función de la ubicación de la puerta, podrás aprovechar de algún modo.

Puede que te sientas atraído por la idea por simple gusto decorativo, claro que si. ¡No me extrañaría nada! Y es que abrigar con estantes cerca del techo ciertas zonas, puede convertirse en la guinda del pastel que la decoración de tu espacio estaba esperando.

Continuidad a tus composiciones murales

Prolongar la parte alta de una tirada de almacenaje visto realizada con baldas a fin de aprovechar alturas que hasta ahora ni siquiera habías pensado, puede dar lugar a una composición mural tan interesante visualmente como bien práctica. Y como para muestra un botón, mira el efecto que han conseguido en la imagen que te muestro a continuación.

Crea un manto verde

Como ves, esta forma de almacenar puede convertirse en tu salvadora si andas corto de espacio o si también necesitas un plus de originalidad y aire nuevo a alguna de tus espacios. ¿Y si lo probas y nos contas?

Como buena adicta a las plantas y por consiguiente a la decoración verde, te diría que aprovechar la colocación de estantes cerca del techo para dar cabida a un manto verde en la estancia que más te apetezca será siempre una estupenda y original ideal.

Regresar a la lista