No hay nada que despierte más que abrir los ojos por la mañana y despejar el sueño con una buena ducha. Bueno, sí hay algo más revitalizante: hacerlo en un baño tan colorido que nos active con solo cruzar su puerta. A la hora de reformar un baño, tendemos a no arriesgar con el color porque creemos que así será más atemporal y no tendremos que volver a hacer obra en mucho tiempo. Solemos elegir revestimientos o pintura en tonos neutros como el blanco o el beige, pero, con una buena composición de colores, tu baño puede seguir vigente durante muchos años. Por eso, queremos presentarte estos baños a todo color y que puedas inspirarte realizando los cambios que consideres más apropiados.

¿Sabías que los colores influyen en nuestro estado de ánimo? De ahí la importancia del uso del color que hagamos a la hora de decorar nuestra casa. En las paredes es donde más podemos incidir; de hecho, nos ofrecen muchas posibilidades para realizar todo tipo de diseños y planteamientos estéticos. En realidad, son muchas las opciones de combinar tonos y cada año tenemos nuevas tendencias, pero te recomendamos que te bases en tus instintos y en tu personalidad para pintar, en este caso, tu baño.

Los colores y sus posibilidades

El blanco es sinónimo de limpieza, la cual es fundamental para que un baño sea cómodo y agradable. El blanco es un color que ilumina cualquier tipo de habitación, y se le pueden agregar fácilmente detalles de colores vibrantes. Los colores fuertes son perfectos para complementar un baño blanco, pero debemos aprender a aplicarlos. Elegir detalles o accesorios en colores, es la manera más fácil para agregarle color, por ejemplo, en cuadros, toallas o alfombras. También se puede destinar el color al mobiliario.

El propósito es que vistamos los interiores de tonalidades llenas de estilo. Si querés apostar todo a un color, te aconsejamos que busques dos tonos del mismo, uno más claro y otro más oscuro, para combinarlos. El resultado será espectacular. También podés colocar el mismo color en el suelo y en la pared, creando un zócalo a media pared y pintando la parte superior de blanco para darle luminosidad. 

Los baños de color azul transmiten serenidad, es un color que queda muy bien en el baño. Transmite calma, pureza y limpieza. Por esta razón, lo podemos disponer incluso, en el techo. Eso sí, para aquellos que pretenden incluir pinceladas de color de una forma más evidente y renovar la estética como se merece, un baño turquesa o celeste puede ser una muy buena opción. Lo más importante es crear una armonía. Por ejemplo, a los tonos azules les van muy bien los blancos y los negros.

Te invitamos a que pienses en tu baño, el estilo que querés darle, las dimensiones que tiene y la cantidad de luz natural que recibe. En el fondo, son aspectos clave que vas a tener en cuenta a la hora de elegir el color. Podés apostar por un ambiente monocromático o, por el contrario, aplicar una policromía que permita crear contrastes.

Perdé el miedo a la combinación de colores y, aunque tengas el blanco como base, jugá con distintos tonos. A continuación, te mostramos algunos ejemplos para que te inspires. Parecerá que estrenás el baño sin haber hecho ninguna reforma costosa.

Para darle un toque cálido y juvenil al baño, nada mejor que el naranja. Contrasta rotundamente con el blanco y proporciona un ambiente animado, distendido y agradable, para que cada día cuando entremos en el baño, nos sintamos llenos de energía. Dado que es un color vibrante y llamativo, tiende a armonizar cualquier ambiente y brinda a los espacios un toque alegre y tranquilizador;  resulta perfecto para un espacio tan íntimo como es el baño. Otra forma de lograr un baño de aspecto muy limpio es utilizar el blanco sólo en los sanitarios y luego para agregar color, por ejemplo el amarillo, jugando con sus diferentes tonos. Éste se asocia con lo iluminado, tanto en sentido perceptivo como con lo divino, la belleza y la perfección; se asocia también en esto con el dorado. El resultado será un baño colorido, sutil y elegante.

Implementar color en este ambiente de la casa, es una tarea muy sencilla dando un toque de color rosa mediante la pintura. Si te gusta esta tonalidad, no cabe duda que vas a darle un giro a la estética de tu hogar. Un baño dentro de la gama de los rosados es signo de distinción e innovación, y algún elemento metálico, como el dorado de un marco de espejo, puede agregarle encanto y modernidad.

Alegrar las paredes de los baños pequeños con colores actuales es una forma de llevarles actualidad. En muchas ocasiones solo se trata de pequeños detalles como lo es una pared en otro color. Y ninguno supera en pureza al color de la naturaleza más auténtico: el verde en todos sus tonos. Un baño verde puede ofrecer tranquilidad. A los verdes les va mejor la combinación con el vainilla, la madera, los dorados y los blancos. Los tonos más oscuros de verde aportan mucha sobriedad y elegancia.

Si lo que querés es un baño lleno de estilo, moderno y con una carga energética positiva muy fuerte, recomendamos sumarse a una de las más increíbles tonalidades en decoración de baños. Podés optar por cualquiera de la inmensa cantidad de matices que nos ofrece el color violeta, un color que sin duda llena los espacios con su presencia y les aporta una alta dosis de frescura. Es un color que transmite sensibilidad, delicadeza, elegancia, lujo o espiritualidad y parece ir consiguiendo cada vez más adeptos en la decoración moderna, además de que, gracias a la extensísima gama de tonos morados que existen, será fácil encontrar uno de acuerdo al gusto de cada uno y hacer con él una declaración de estilo y personalidad.

Con rojo podés conseguir un baño colorido, que llame la atención, sin necesidad de agregar demasiado color. Elegí una de las tonalidades de este color para un sector del baño, y luego jugá con materiales y estilos de accesorios. El rojo transmite una gran gama de sensaciones, por ejemplo, energía, espontaneidad, autonomía, independencia o sensualidad. Es el color más vigoroso; es impulsivo, simboliza la sangre, el fuego, la pasión, la fuerza y la revolución. Es cálido, contradictorio y provocador ya que también tiene connotaciones como el peligro o el riesgo. Se asocia también a la elegancia y el glamour y un claro ejemplo es la llamada “alfombra roja”, por la que desfilan celebridades.

Los colores fuertes son perfectos para complementar un baño blanco, pero debemos aprender a aplicarlos. Los colores oscuros transmiten seriedad y firmeza visual. El contraste que se produce con la calidez de la madera, transmite un ambiente apacible, sosegado y tranquilo. 

Con blanco y negro, el éxito de esta combinación está asegurado, ya sea mediante pequeñas incorporaciones de color negro como puede ser por medio de accesorios básicos como jaboneras, alfombras de baño, jabones o toallas, o mediante incorporaciones más grandes como la pintura de las paredes, techo o suelo, o bien eligiendo azulejos de este color.

Gris es sinónimo de elegancia y buen gusto. Combinaciones con gris oscuro son sinónimo de originalidad en la decoración moderna. Es un color que se está utilizando mucho, y se combina principalmente con madera. Los muebles grises son la manera perfecta de introducir este tono relajante en tu baño. También podés pintar las paredes de un gris oscuro, lo que hará que otros colores se destaquen. El marrón es otro color clásico que nunca pasa de moda. Combinarlo con el blanco es una opción que garantiza el éxito, dando vida así a un baño de tonalidades muy suaves y delicadas. Podés combinar diferentes tonos marrones y mocas para agregar profundidad y estilo a la decoración.

Otra idea es usar un esquema de color complementario, donde dos colores opuestos entre sí en la rueda de colores funcionan bien juntos, como el azul y el naranja. Por ejemplo, una pequeña cantidad de naranja brillante combinará muy bien en un baño azul claro. Para encontrar un color complementario, buscá el color principal en la rueda de colores y luego encontrá el color exactamente en el lado opuesto. Es una buena idea elegir un color que domine y usar el otro como acento.

¡Con estas ideas, no queda otra que inspirarse y renovar el baño a todo color!

Regresar a la lista