¿Llevo este abrigo por las dudas o no? ¿Cómo doblo la ropa para que ocupe menos lugar? 

El momento de preparar la valija puede llegar a ser estresante y ponernos un poco nerviosos, puede parecer complicado al principio, pero todo tiene sus trucos y estrategias, por eso te vamos a dar los mejores tips para armarla de forma prolija, rápida y eficiente.

Antes de empezar

Antes que nada, mirá siempre el pronóstico del destino que vas a visitar, cómo va a estar la temperatura los días en los que estés de viaje.

Si tu viaje es en avión, poné los datos personales a la valija (nombre y apellido, teléfono, dirección del hotel u hospedaje, etc).

Hay elementos que deben ser despachados junto con la valija porque no están permitidos llevar en la cabina. Elige champú, desodorantes y jabones sólidos en lugar de líquidos. Si tenés dudas sobre tu equipaje de mano, consultá con tu aerolínea cuáles son los productos prohibidos dentro de la cabina del avión.

Documentos

La documentación (DNI, pasaportes, visas) es muy importante, así que protegela bien y tenela siempre con vos. Una opción es llevarla en una riñonera o portadocumentos. Muchos tienen varios compartimentos, algunos separados por cierres, otros incluyen compartimentos transparentes, para que podamos leer sin necesidad de sacar inmediatamente la documentación. Aunque parezca una tontería, llevar este tipo de organizadores te ahorrará tiempo, porque lo tendrás todo junto.

Una mochila

Nadie está exento de que puedan perderte la valija, por lo que aconsejamos también llevar en la mochila de mano artículos de primera necesidad: una muda de ropa y un neceser que sea lavable, con productos de aseo personal, y los artículos de mayor valor.

Método fichero

Llevá lo justo, lo mínimo e indispensable. Nadie necesita un par de pantalones para cada día cuando se va de viaje. No es necesario llevar “por las dudas”. Lo que no usás cotidianamente tampoco lo vas a usar en el viaje. 

Para armar la valija de forma práctica y que entre todo sin problemas, el método fichero es el más práctico para ver bien toda la ropa y no tener que sacar todo. Éste método consiste en doblarla como si fuesen paquetitos, doblar la prenda hacia adentro y luego sobre sí misma una o varias veces.

Enrollá la ropa

Otra opción es enrollar la ropa en lugar de doblarla, esto hace que la ropa esté más compacta, y por eso ahorrarás mucho más espacio de esta manera; el truco está en hacer rollitos para que cada prenda se sostenga sobre sí misma. Así será más fácil armar, desarmar la valija y mantener el orden dentro de ella. 

¡Además no se arrugan si lo hacés bien!

Armá conjuntos

Elegí prendas cómodas y funcionales, combinables entre sí. Podés armar conjuntos de ropa para evitar llevar prendas de más. Lo mejor es llevar remeras lisas y de colores combinables: negra, gris o blanca no fallan nunca. Pensá que si necesitás, los lavaderos existen en todo el mundo y la ropa puede lavarse. Así evitarás llevar ropa de más. 

Considerá también prendas que puedan ser multifuncionales. Por ejemplo: unos pantalones sueltos o alguna calza pueden ser también tu pantalón del pijama. La primera remera que lleves durante el viaje, si es de algodón y cómoda puede ser la que uses de pijama durante el resto del viaje. Algún pañuelo bien amplio podés usarlo como abrigo liviano.

Aprovechá todos los espacios

Otra buena forma de ahorrar espacio es poner las medias, ropa interior y la bijouterie dentro de gorras, sombreros o de las zapatillas. Recomendamos guardar el calzado dentro de bolsas o gorros de ducha para evitar que manchen la ropa. 

En cuanto al calzado, utiliza la regla de no más de tres: Uno cómodo para caminar, como por ejemplo zapatillas, otro cómodo para relajarse, pueden ser unas ojotas o chinelas, y otro para aquellas ocasiones que quieras arreglarte un poco más. No te olvides llevar una bolsa de más para la ropa sucia o para algún calzado que se ensucie.

Para tener en cuenta, las toallas de microfibra son muy útiles porque ocupan muy poco espacio, secan muy bien, y se secan rápidamente.

Cargadores, cables y enchufes

Acordate de poner en tu valija cargador para el celular y de ser necesario una batería externa. Revisá antes de irte si es necesario llevar adaptador de acuerdo al tipo de enchufe del lugar que visitarás. Podés guardar los cables en estuches de anteojos. 

Si llevas tablet o pc deben ir muy bien resguardadas, para evitar daños. Un buen consejo es tenerlas en tu equipaje de mano o en una mochila adecuada para protegerlas.

Cosas a tener en cuenta

Como antifaz, auriculares, un pequeño botiquín para afrontar algún imprevisto con analgésico, curitas, antihistamínicos, antibióticos, y si tomás medicamentos específicos de alguna enfermedad llevar suficientes para todo el viaje.

¡Siguiendo estos consejos, armarás tu valija perfecta!

Regresar a la lista